granadilla

Global Mercy, el buque hospital civil más grande del mundo, se equipa en Granadilla

"Estamos encantados de traer el Global Mercy, nuestro nuevo barco, a un puerto que nos da tranquilidad para preparar todo el equipo médico antes de ir a Senegal", señala Gerardo Vangioni
Global Mercy
El Global Mercy llegó a Granadilla hace unos días y permanecerá ahí hasta finales de mayo que inicie su viaje a Senegal /DA

El Global Mercy, el barco hospital más nuevo de la ONG tejana Mercy Ships (Naves de Esperanza), se encuentra hace dos semanas en el puerto de Granadilla, donde permanecerá hasta finales de mayo cuando partirá a Senegal en su primera campaña humanitaria. “Estamos encantados de que nuestro nuevo barco esté atracado en Granadilla, donde tenemos la tranquilidad necesaria para preparar todo el equipamiento técnico y recibir a nuestros voluntarios durante dos meses, antes de partir a África”, comentó Gerardo Vangioni, presidente de Naves de Esperanza en España.

Reafirma su apuesta por Granadilla, porque “en Santa Cruz tendríamos que estar moviendo el barco y más en época de cruceros”, añadiendo que “en Granadilla ya tenemos la experiencia con el África Mercy, cuando pasamos dos años de pandemia”, recuerda.

El Global Mercy, que llegó a Tenerife procedente del puerto de Rotterdam, es ahora mismo el barco hospital civil más grande del mundo, y el primero de los cinco buques de Mercy Ships que, desde 1983, construye desde cero, cuando los anteriores han sido reformas de antiguos ferris. El proyecto se inició en 2013 y el barco fue entregado apenas hace unos meses, siendo el de mayo a Senegal su viaje inaugural para acompañar allí al África Mercy.

Global Mercy
El Global Mercy a su llegada al puerto de Granadilla /DA

Durante su estancia en Tenerife -cuenta con seis quirófanos, 202 camas, laboratorio, ambulatorios y consultorios oftalmológicos y dentales-, continuará siendo equipado como hospital y completada la tripulación de voluntarios cooperantes, venidos de todas partes del mundo, para su próxima misión humanitaria. Mercy Ships espera realizar cada año más de 5.000 cirugías, más de 28.000 tratamientos dentales y formar a más de 2.800 profesionales médicos, dentro de un buque que cuenta con 7.000 metros cuadrados de zona hospitalaria, repartidas entre las cubiertas 3 y 4, muy similar a su ‘hermano’ África Mercy. Para el ocio de los 641 tripulantes que puede albergar, el nuevo barco de Naves de Esperanza cuenta con un auditorio con 682 plazas, una biblioteca, una piscina, cafés, tiendas y gimnasio.

En realidad, el Global Mercy no deja de ser a pequeña escala un pueblo con representación de la juventud de todo el mundo y con el ánimo inquebrantable de seguir ayudando médicamente a los países más deprimidos del planeta, como lo viene haciendo desde hace 40 años, cuando dos jóvenes tejanos, Don y Deyon Stephens, a raíz de la tragedia de un huracán en el Caribe, decidieron comprar un barco y llevar la medicina a los más necesitados y en otros casos, allá donde no la hubiera.

TE RECOMENDAMOS