el jardín

El Kontiki a 45 pesetas y el Maxi-Fresa a 50: los helados canarios de nuestra infancia

Su recuerdo nos lleva a aquellos días largos de verano, con un helado en la mano, mientras jugábamos en la calle
helados-canarios

Hay recuerdos que marcaron nuestra infancia. Desde programas de televisión a juguetes pasando por canciones. También comidas, como aquellos helados canarios que pagábamos en pesetas y que tanto nos gustaban. Algunos han llegado a nuestros días, otros se quedaron en aquellos años.

El usuario de Twitter @angel_arencibia se ha encargado de recordárnoslo en el día de hoy. Según él mismo anunciaba, vuelve a comercializarse el Rol Choc, uno de aquellos helados, concretamente de coco recubierto de chocolate. Entre aquellos helados canarios comercializados por Kalise -existían también en otros puntos de España vendidos por otras marcas-, figuraban nombres como el Santory, que siguen en el mercado, señalando uno de los aspectos más añorados: su precio en pesetas.

Ángel recordaba como un Rol Choc costaba 70 pesetas y el Santory era “más caro” (su precio era de 120 pesetas, uno de los más caros de la época), algo que ha servido para que, de la mano de otros usuarios volviéramos, por un momento, a los sabores de nuestra infancia.

Los helados canarios que nos marcaron

El mismo usuario, en el pequeño hilo, ha colgado una fotografía de los helados de aquella temporada, entre los que aparecían los Kontiki, el original y el Beach, a 45 pesetas cada uno, el Ocho, con el mismo precio y que solo duro varios veranos, o el Berlino, un helado algo más caro, 50 pesetas, que representaba a un arlequín.

En esa misma relación de helados canarios hay algunos que han logrado resistir al paso del tiempo. Seguimos disfrutando de los Pívot, aunque antes costaban 80 pesetas, el Santory sigue vendiéndose en todos los establecimientos y el Frutino, el polo de hielo, continúa siendo uno de los favoritos. Antes se adquirían por 30 pesetas. Conocidos como “los polos de hielo” eran los más baratos del catálogo.

Este tuit nos ha hecho echar la vista atrás y recordar aquellos DO-RE-MI o Fresinata, otro clásico de la época, que añoramos. Tanto su sabor como su precio (35 pesetas cada uno).

TE RECOMENDAMOS