play-off de ascenso

La pasión blanquiazul se extiende por el mundo

DIARIO DE AVISOS habla con aficionados del CD Tenerife que residen fuera de la Isla para conocer cómo viven la gran final ante el Girona
pasion-blanquiazul
Afición del CD Tenerife en el estadio de Gran Canaria. Sergio Méndez

Por Doris Carballo. | La pasión hacia el CD Tenerife no solo abarca a los aficionados que viven en las propias islas, sino que traspasa fronteras y llega a muchos puntos de la geografía mundial. La final que disputa este domingo el equipo de Luis Miguel Ramis hace que algunos aficionados que viven en el exterior se sientan aún más ligados a su tierra y a su equipo.

DIARIO DE AVISOS ha hablado con varios hinchas blanquiazules que viven a muchos kilómetros de Canarias para conocer cómo van a vivir y con quién la gran final del próximo domingo ante el Girona, choque de vuelta de los play-off de ascenso a Primera División.

Venezuela

La fiebre blanquiazul llega hasta un país con tantos lazos históricos y afectivos como es Venezuela, más concretamente a Caracas. Hija de un canario emigrante, pero venezolana de cuna, es Merry Rodríguez, que desde pequeña sigue la actualidad del club de sus amores, el CD Tenerife. “Sigo desde siempre al equipo y más el partido de este domingo”.

A pesar de la distancia, no se pierde un encuentro, que los ve a través de internet, al igual que lo hará este fin de semana. Merry Rodríguez ha conseguido que incluso su marido y sus amistades sigan la actualidad del Tete.

“Veremos el partido juntos. Les he inculcado mi pasión por el equipo y no nos lo vamos a perder”, subraya.

Grecia

George Beloukas tampoco se perderá el choque. Este griego, afincado en la Isla de Samos, estuvo residiendo por cuestiones laborales entre 1997 y 1999 en Los Cristianos y desde entonces se prendó del cuadro tinerfeño. “Siempre me ha encantado ver al equipo. El encuentro de este fin de semana no me lo voy a perder, lo veré por SAT Tv”. Además, explica que ha inculcado su fiebre azul y blanca a algunos de sus amigos: “Les he hablado de ello a cuatro amigos, con los que veré la final. No se la quieren perder”.

Países Bajos

Jaime Beckman, de madre tinerfeña y padre inglés, que residió en Tenerife hasta hace unos años, estudia y trabaja en los Países Bajos, aunque, a pesar de la distancia, gracias a la afición que desde siempre ha tenido su padre, “estoy informado de cómo va el equipo y de cada partido. Al vivir fuera a veces es difícil ver los encuentros, pero sigo la actualidad. Y ahora incluso más. Con la ilusión del posible ascenso es imposible no apoyar al equipo”. Explica a este periódico que este domingo “veré el partido por internet junto a mi familia”. Asimismo, manifiesta que “es un privilegio describir a mis amigos nuestro equipo, nuestra isla y nuestra gente. Ojalá subamos a Primera”.

Londres

Desde Londres contactamos con Jaime Méndez, un aronero que reside en el país desde 2019 y que incluso tiene un espacio semanal en Twitter dedicado a la actualidad blanquiazul. “Siempre sigo al equipo y el 95% de los partidos los veo por las plataformas que lo emiten. Por la pandemia, este año solo he podido estar presente en dos, en casa contra Las Palmas y fuera ante el Alcorcón. Seguiré al Tenerife hasta que muera”, indica.

Con pena cuenta que, aunque su intención era viajar a la Isla este domingo para ver la gran final del ascenso, finalmente no podrá hacerlo: “Por razones profesionales no puedo acudir. Lo veré por el móvil, porque coincide con un evento musical, cuyas entradas compré hace tiempo sin conocer las fechas del play-off. Los que estén a mi alrededor se tendrán que preparar para lo que viene”. La pasión hacia el equipo ha llevado a que algunos de sus compañeros de trabajo “se han comprado la camisa del Tete”.

Madrid

Otra fiel aficionada es Patricia Losada, tinerfeña que reside en Madrid. “Siempre sigo al equipo, de hecho llevo más de cinco meses sin faltar a un partido fuera de casa, a los que voy con la Peña Ibérica”, cuenta. Cada vez que viene a la Isla “intento cuadrar con fines de semana en los que el equipo juegue en el Heliodoro. Vivir fuera no me ha alejado de mi equipo”. A pesar de residir en la capital de España, estará este fin de semana en el templo blanquiazul junto a su familia y la Peña Ibérica, de la que forma parte: “Soy abonada, por lo que tengo mi entrada asegurada. Ya tengo mi billete para estar en la isla el día 19”. Sus amistades de la Península conocen su pasión y la notan últimamente ausente, porque “el final de liga y los play-off me han tenido viajando con más frecuencia”.

Palma de Mallorca

La tinerfeña Mónica Hernández, que reside en Palma de Mallorca, sigue al equipo de sus amores desde pequeña. “Llevo 19 temporadas siendo abonada junto a mi familia. Al vivir fuera, he recorrido muchos kilómetros para ver al equipo como visitante junto con el resto de miembros de la Peña Ibérica. Esta temporada lo estoy viviendo con la máxima ilusión y este domingo va a ser muy especial”, señala. Aunque quería ver el partido en directo en el Heliodoro, “no podré hacerlo, lo seguiré desde Baleares. Por suerte, lo veré con tres amigas muy aficionadas al Tenerife. Tengo muchos nervios, pero, a la vez, muchas ganas”.

Pontevedra

Javier Brito, chicharrero de nacimiento, se trasladó a Pontevedra hace dos años junto a su mujer, gallega, y sus dos hijos. Ante el ilusionante choque ante el Girona, cuenta que “he vuelto locos a mis compañeros de trabajos y amigos. Muchos me dan la enhorabuena tras cada partido”. Javier siempre ha seguido al Tenerife, pues “mi padre iba al estadio y me introdujo esa afición. Ahora veo siempre los partidos por la tele y, según mi mujer, el carácter me cambia por los resultados”. Ante el decisivo choque, indica que “lo veré con mi familia. Mi hija es aficionada al equipo y siempre lo quiere ver conmigo. Aunque yo echo en falta estar en Tenerife y compartir este sentimiento con personas que lo vivan como yo. Echo mucho de menos mi islita”.

Valencia

El orotavense Iván Farrais cuenta su experiencia desde Valencia: “Siempre que el trabajo me lo permita veo todos los encuentros. Este domingo estaré aún más pendiente, pues, como todo tinerfeño, estoy emocionado y nervioso por el posible ascenso”. Igualmente, explica que ve los partidos “con mi bufanda y mi camisa del Tete. A pesar de la distancia, lo vivo con ilusión”. Sobre sus amistades, dice: “Les suelo hablar de mi equipo. El domingo veremos el encuentro en casa de un valenciano. Espero que al final de la noche celebremos un ascenso”.

TE RECOMENDAMOS