sociedad

Cuestionan el teléfono de atención al suicidio: “Era más lógico contratar a psicólogos para atender esas llamadas”

La decana del Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife ha defendido un plan de atención al suicidio mucho más ambicioso y que cuente con la participación de múltiples sectores de la sociedad
telefono-de-atencion-al-suicidio

La decana del Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Linares, ha cuestionado este miércoles la gestión y la efectividad del teléfono de atención al suicidio 024 porque se han equivocado en el propio concepto al no escuchar a las personas que trabajan con otras con tentativa suicida y con las familias.

En declaraciones a ‘Cope Canarias’ ha asegurado que en este teléfono “no se atiende a las personas, sino que les atiende para derivar”, porque es lo que ha ocurrido con personas a las que se les ha dicho que llamaran, a continuación de ponerse en contacto con el 024, al COP tinerfeño.

“Ya teníamos el 112, y era más lógico contratar a psicólogos para atender esas llamadas en los turnos que se pudieran establecer en la sala. Hemos tenido pacientes que han llamado al 024 que nos han derivado al Colegio. Es un dinero mal invertido para ser un teléfono de derivación a otros servicios, o al 112 de la localidad de donde procede la llamada”, ha precisado Carmen Linares, que ha añadido que otros decanos de COP de España han comentado también haber recibido estas llamadas derivadas, recoge una nota del Colegio.

En su opinión, “esto tendría que depender de Sanidad, y estar directamente gestionado en cada comunidad, para que la persona pueda ser atendida”.

La decana ha recordado que, pese a haber presentado en el Parlamento un proyecto del Colegio para la prevención y atención al suicidio, “al día siguiente, el Gobierno de Canarias anunció otro plan de Salud Mental que no se está llevando a cabo, y lo digo porque dopar al paciente, anularlo como persona, no es un plan de suicidio, sino un parche” –se refiere a una experiencia de intervención en un intento de suicidio en el que el hospital llegó a decirles si las psicólogas se llevarían al paciente–.

Carmen Linares ha informado también de que cada vez llaman más personas al COP tinerfeño pidiendo ayuda porque no tienen recursos económicos para ir a un profesional de la sanidad privada, porque no hay en Atención Primaria, y en salud mental son meses de espera.

RECLAMA UN PLAN MÁS AMBICIOSO

Por eso ha defendido un plan de atención al suicidio mucho más ambicioso, con participación de múltiples sectores de la sociedad (psicólogos, policías, medios de comunicación) no solo de Sanidad.

En este sentido, se ha referido a un proyecto dirigido a jóvenes para detectar y saber actuar ante la ideación suicida, que de momento solo el Ayuntamiento de La Laguna ha decido poner en marcha (en septiembre).

Por otra parte, ha lamentado que desde hace tres años no hay respuesta a ninguna de las solicitudes de reunirse con el Ejecutivo para abordar estas cuestiones, “desde las direcciones generales al presidente del Gobierno de Canarias”.

De hecho, ha revelado que no ha habido ninguna llamada de representantes políticos ni para agradecer al colectivo que atendió y se puso a disposición de la sociedad canaria durante la pandemia, de forma totalmente altruista, “ni para escuchar” lo que tienen que decir sobre lo que pasa con la salud mental.

Así que ha calificado con un “suspenso grande” el abordaje del suicidio en las islas “porque nunca un problema tan grande ha tenido tan poca atención”.

Para Linares, “el suicidio es la hermana pobre de la salud mental y la salud mental es la hermana pobre de la sanidad”.

Además, ha advertido de que “si un político acompañara a intervenciones con familiares de personas fallecidas por suicidio, en un solo minuto serían conscientes del sufrimiento que causa”.

TE RECOMENDAMOS