puerto de la cruz

Multitudinario embarque de la Virgen del Carmen en el Puerto de la Cruz después de tres años

Más de 20.000 personas se dan cita en el municipio norteño para acompañar a la patrona de los mares y San Telmo en una procesión llena de emoción, fe y devoción
Multitudinario embarque de la Virgen del Carmen en el Puerto de la Cruz después de tres años
El embarque de la Virgen del Carmen en el Puerto de la Cruz volvió a llenar la localidad norteña de emoción FRAN PALLERO

Han pasado tres años desde la última vez que la Virgen del Carmen recorriera las calles del Puerto de la Cruz para embarcarse en el muelle pesquero del municipio. Una espera que terminó ayer a las 20.29 horas, cuando la patrona de los marineros fue izada a la gabarra Nuevo San Ramón, que la esperaba en el muelle portuense. Al grito ya tradicional de “No pasa nada, la Virgen está embarcada” más de 20.000 personas jaleaban al Carmen, que marcaba rumbo para volver a reinar en los mares. Minutos antes, San Telmo llevado casi en volandas por las cargadoras, también vivía ese momento y embarcaba a la espera de la Virgen.


Desde la salida de la Parroquia de Nuestra Señora de Francia tras la misa concelebrada, ambas imágenes procesionaron por el recorrido tradicional, arropadas por las miles de personas que, emocionadas, presenciaban el paso de las veneradas figuras, que sus cargadores mecían al ritmo de las canciones populares y de los vivas a la Virgen del Carmen y a San Telmo.

Devoción por la Virgen del Carmen


Imágenes a cuyo paso se encontraban con familias que pedían protección para sus niños, que eran izados ante el Carmen para recibir su bendición. Mientras, desde los balcones, más cánticos y pétalos de flores para acompañar la procesión terrestre. Un trayecto que contó con la asistencia del presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, que, junto con el alcalde, Marco González, y el resto de la Corporación local, así como otros cargos y autoridades civiles y militares, conformaron parte de la comitiva que llegó al muelle para encontrarse con esas miles de personas que aguardaban ansiosas la aparición de la reina de los mares.


De nuevo, el muelle pesquero fue el epicentro de unos actos que se desarrollaron desde bien comenzada la mañana con la misa en el altar del muelle, a la que asistieron casi un millar de personas, que luego disfrutarían de la tradicional chocolatada que ofrece la Hermandad de la Virgen del Carmen, que este año, tras su reconstitución, participó de lleno en la organización de todos y cada uno de los actos con el hermano mayor Santiago Rodríguez al frente. Una tradición, la del embarque, que cumplió 100 años en 2021 y que la pandemia impidió festejar, por lo que este año se retoma esa celebración.


En el muelle, las voces de Isabel González, Tony Acedo y Chago Melián, pregonero este último también de las fiestas de este año, arroparon al Carmen y San Telmo antes de su embarque. La sentida y emotiva interpretación del Ave María por parte de Chago Melián, despidiendo a la Virgen y a San Telmo con el también clásico Bendita mi tierra guanche, arrancó de nuevo las lágrimas del público.


Tras su llegada del mar, y de vuelta al barrio de La Ranilla, las imágenes continuaron su periplo hasta bien entrada la noche en un ambiente festivo, lleno de las emociones que se vivieron este día, el martes que volvió la Virgen al mar acompañada de miles de personas. Los 100 efectivos de seguridad permitieron que la jornada discurriera sin incidentes.

TE RECOMENDAMOS