sanidad

Remedios eficaces para regenerar la piel quemada por el sol

En España, es habitual pensar que lucir una piel bronceada por el sol es sinónimo de belleza, pero no somos conscientes del peligro que puede suponer tomar el sol, sobre todo si el resultado es una piel quemada
piel quemada

En España, es habitual pensar que lucir una piel bronceada por el sol es sinónimo de belleza, pero no somos conscientes del peligro que puede suponer tomar el sol, sobre todo si el resultado es una piel quemada. Por ello, hay que evitar tomar el sol sin las precauciones y los cuidado necesarios y tampoco hacerlo en las horas más peligrosas, así como utilizar protector solar.

Tampoco es bueno tomar el sol más de lo debido, pues la salud de nuestra piel está en juego y podríamos quemarla hasta el punto de que aparezcan manchas oscuras. No obstante, si te ha ocurrido esto, todavía estás a tiempo de aclarar tu piel con algunos remedios. ¡Descubre cómo hacerlo!

Remedios naturales para aclarar la piel quemada por el sol

Además de aclarar la piel quemada por el sol, los siguientes remedios naturales te ayudarán a hidratar la piel. ¡Toma nota!

1. Jugo de limón

Este remedio es muy efectivo para aclarar la piel quemada por el sol gracias a sus propiedades despigmentantes. Y es tan sencillo como mezclar el zumo de un limón con un vaso de agua y aplicar esta mezcla sobre la piel quemada con la ayuda de un algodón.

Asegúrate de que esté bien impregnado, y pásalo por la zona que quieras aclarar realizando movimientos circulares. Para obtener buenos resultados debes repetir este procedimiento, al menos, tres veces al día, y hazlo siempre que no vayas a salir de casa, pues al contacto con el sol el limón puede acabar manchando tu piel.

2. Infusión de manzanilla

La manzanilla es otro gran aliado para aclarar la piel quemada por el sol debido a sus propiedades antiinflamatorias y antisépticas que refrescan y unifican el color de la piel. Para ello, prepara una infusión con esta planta y deja que repose hasta que se enfríe. A continuación, moja un algodón en ella y aplícalo sobre la piel quemada. Repite este proceso una vez al día.

3. Evita la exposición al sol

Para evitar que la quemadura de tu piel se torne más grave, evita la exposición directa a la radiación solar. Y en caso de que no puedas evitarlo, protege el área quemada para que el cuerpo pueda regenerarse por sí mismo y no empeore.

4. Avena molida

Este cereal tiene, además de unas potentes capacidades blanqueadoras, unas excelentes propiedades suavizantes y exfoliantes ideales para tratar las pieles irritadas y quemadas por el sol. Y solo tienes que triturar la avena molida con una batidora hasta obtener una pasta que tendrás que mezclar con zumo de limón.

Aplica esta mezcla en la zona quemada y déjala que actúe durante 20 minutos antes de aclarar tu piel con agua fría. Repite este procedimiento tres veces a la semana antes de irte a dormir para obtener unos óptimos resultados.

5. Puré de papaya

La papaya es una fruta que contiene papaína, un compuesto que aporta increíbles propiedades aclarantes para la piel que ayudará a hacer que desaparezcan las manchas para conseguir un tono de piel uniforme.

Y solo tienes que cortar una papaya en trozos y triturarla con la ayuda de una batidora hasta obtener un puré. A continuación, aplica esta mascarilla casera sobre tu piel quemada y deja que actúe 10 minutos. Repite este procedimiento por la noche hasta tres veces por semana.

6. Aloe vera

El aloe vera es muy eficaz para el tratamiento de las quemaduras solares, por eso muchas cremas solares, cosméticos y aftersun lo llevan incorporado. Tanto si usas esta planta en loción o en extracto, contribuirá a regenerar la piel y aclarar sus manchas, reduciendo además la irritación e hinchazón del área quemada. Te recomendamos su uso de forma diaria.

7. Compresa de leche o agua fría

Refrescar y mantener la hidratación de la zona quemada es fundamental para controlar la quemadura y disminuir el escozor y la rojez. Por eso, es recomendable darse duchas con agua fría durante 15 minutos.

También puedes utilizar compresas empapadas en leche, pero hazlo con cuidado, pues si bien puede este líquido puede actuar como antiinflamatorio, el ácido láctico podría irritar y dañar más los tejidos.

8. Clara de huevo

Gracias a su alto contenido en proteínas, la clara de huevo también posee propiedades aclarantes para la piel quemada por el sol. También mejora la hidratación y el aspecto de la piel a la vez que la rejuvenece de forma considerable.

Para disfrutar de sus beneficios, bate tres claras de huevo con una batidora hasta obtener una especie de espuma. A continuación, aplica sobre la zona quemada durante 15 minutos y aclara la piel con agua tibia.

Alimentos que ayudan a cuidar tu piel quemada

Además de los remedios naturales citados en el apartado anterior, también puedes utilizar ciertos alimentos ricos en vitamina C para disminuir las manchas oscuras de tu piel. Y es que el ácido ascórbico, como se conoce también a esta vitamina, tiene propiedades aclarantes muy eficaces.

Podemos encontrar esta vitamina en frutas como los limones, las fresas, granadas y naranjas, así como en verduras como la soja, la cebolla o el tomate. Otra forma de tomar esta vitamina es en cápsulas a modo de suplemento.

Por otra parte, si quieres mejorar la situación de tus quemaduras por el sol, es imprescindible una buena hidratación para ayudar al organismo a reparar el área lesionada. Para ello, bebe agua en abundancia y consume frutas como la naranja y la sandía.

Por último, la vitamina D también te ayudará a proteger la piel contra agresiones externas y la deshidratación y la vitamina A refuerza las defensas de la piel facilitando su cicatrización. Además, la vitamina E es un gran antioxidante que retarda el envejecimiento cutáneo.

Para proporcionar estas vitaminas a tu organismo, además de naranjas puedes consumir kiwis, pepinos, uva, aguacate, pescado, huevos, trigo y lácteos. ¡Y mucho cuidado con la exposición excesiva a los rayos solares!

TE RECOMENDAMOS