fútbol

Miguel Concepción garantiza un relevo tranquilo y que el CD Tenerife quede en buenas manos

“Hemos buscado que mi salida sea ordenada para que esto siga avanzando. Todos tenemos el mismo objetivo, que es alcanzar la élite del fútbol español”, dijo
Miguel Concepción

Miguel Concepción anunció ayer que da un paso al costado tras casi 17 años llevando la batuta del CD Tenerife. Se marchará de la primera línea de acción el próximo 15 de diciembre, día que está previsto que se celebre la Junta General de Accionistas que encumbre a la presidencia a Paulino Rivero Baute, quien será el vigésimo tercer presidente en la historia del club. Esta transición en el poder se producirá de manera ordenada y tranquila, tal y como aseguró el empresario palmero, quien no abandona el club, sino que pasa a una más discreta segunda fila. Junto a José Miguel Garrido, Amid Achi y Conrado González, el aún presidente seguirá rigiendo los destinos blanquiazules.

Así lo explicó Concepción durante un desayuno que mantuvo en la mañana de ayer con los medios de comunicación que cubren a diario la información del equipo. Además de hacer balance de su dilatada trayectoria, el dirigente explicó que, “con el proceso de sindicación de acciones, se va a conseguir dar más estabilidad al club. Hemos buscado que mi salida como presidente sea ordenada, con el objetivo de que esto siga avanzando. Todos tenemos el mismo objetivo, que se centra en lograr méritos deportivos y que el equipo alcance la élite del fútbol español”, explicó.

Reconoció que tuvo otras opciones para la venta de sus acciones, “pero no me gustaban”, dijo. “Ahora, con el grupo del señor Garrido, creemos que podemos sumar y que será constructivo para la entidad. No digo adiós, sino que me quedo para seguir aportando. Quiero seguir ayudando desde la segunda línea”, indicó.

Por otra parte, recalcó que con todo este proceso se busca reforzar la parte deportiva y de fútbol base, “así como la gestión para la partida presupuestaria en esa materia. Habrá mayor dedicación, con más personal, para tratar de potenciar nuestro rendimiento deportivo. La toma de decisiones en el área deportiva seguirá siendo del director deportivo. Es el encargado de configurar la plantilla, pero sí le podemos reforzar en esa área para conseguir que este equipo compita de cara a su principal objetivo”.

Nuevo consejo de administración

Su salida del club conlleva que otros tres consejeros también abandonen sus puestos. Son los casos de Milagros Luis Brito, José Francisco Mares Solaz y Juan Manuel Quintero. Estas vacantes quedarán cubiertas por Paulino Rivero, Alba Aula Méndez, Juan Guerrero Sánchez y Santiago Pozas. El primero se convertirá en el próximo máximo dirigente, un viejo anhelo que ahora cumple tras negociar con los máximos accionistas de la entidad. Permanecerá como vicepresidente Conrado González, ya un histórico dirigente del club que también formará parte de esa entente sindicada.

Alba Aula Méndez será la secretaria del consejo. Natural de La Gomera, esta joven notaria, que tiene despacho propio en Santiago del Teide, destaca por su brillante currículum y se convertirá en la cuarta consejera que tiene el órgano rector de la entidad en su historia, tras los pasos de María del Carmen Saavedra, Mercedes Hernández y Milagros Luis Brito. También permanecerá Samuel Gómez Abril, persona de confianza de Concepción, que llevará la parcela financiera.

Y, por último, Santiago Pozas y Juan Guerrero Sánchez acceden al consejo por orden de José Miguel Garrido, ya que son personas de su confianza. El primero será el director general de la entidad, mientras que el segundo, uno de los responsables de la parte deportiva.

Sobre la llegada al poder de Paulino Rivero, que no tendrá un cargo ejecutivo, sino más bien institucional, relató que “tenía interés en que se postulara como consejero. Todos sabemos lo que significó ya en la época de Javier Pérez y en mis casi 17 años en el club. Es un hombre a quien le gusta el fútbol y que siente amor por el CD Tenerife. Si los nuevos consejeros lo estiman para la presidencia, sería lo ideal. Se está haciendo una transición pacífica”, remarcó.

Repaso a su gestión

El todavía máximo mandatario blanquiazul hizo un repaso de su gestión y recordó que “mi llegada a la presidencia se produjo en 2006, por sentido de la responsabilidad y para evitar la liquidación del club, con una deuda de 54 millones de euros. Pudimos reducirla a 10,9 millones, aprobados en el último ejercicio. Y con cinco millones a corto plazo”, indicó acerca del proceso financiero que ha atravesado la institución deportiva en los últimos 16 años.

“Entiendo que los aficionados quieran resultados, pero la economía es muy importante también”, recalcó. También hizo énfasis en destacar que se recaudaron cerca de 18 millones de euros en traspasos.

Asimismo, prosiguió explicando su visión del aspecto deportivo. “A los tres años de mi llegada, pudimos ascender a la máxima categoría, pero la alegría duró poco. Nos hemos equivocado en algunas decisiones y en los últimos año hemos estado cerca. Tenemos que seguir luchando para situar a este club donde se merece”, dijo.

En lo social destacó los avances que se han producido en la Ciudad Deportiva, que será reinaugurada en menos de un mes. “Estamos satisfechos con la creación del área de fútbol femenino, del equipo EDI, de la lucha contra el cáncer y de la camiseta solidaria, de la recuperación de patrimonio que ha habido o de la creación de la Fundación, entre otros aspectos”, destacó.

TE PUEDE INTERESAR