el jardín

Alquila una habitación en Canarias por Airbnb y acaba rodeado de casetas de campaña

El afectado encontró un cartel en la puerta del local en el que se instaba a los inquilinos a no dar explicaciones a los vecinos: "No son amigos"
Casetas de campaña en el local comercial. Biosfera Digital (Youtube)
Casetas de campaña en el local comercial. Biosfera Digital (Youtube)

Reservó a través de Airbnb una ‘habitación compartida’ en un coworking urban por 25 euros la noche y cuando se presentó allí no pudo salir de su asombro: se encontró con un local comercial repleto de casetas de campaña.

El protagonista de esta historia, que ha tenido lugar en Arrecife (Lanzarote), es un turista que ha denunciado lo ocurrido en el medio local Biosfera Digital.

Dos carteles daban la bienvenida en la puerta del local, uno en inglés y otro en español, que instaban a los ‘inquilinos’ a “no dar explicaciones a los vecinos y personas de fuera sobre este coworking. Los vecinos no quieren turistas. No permita que entren al local, no son amigos”.

Asimismo, el turista afectado declaró al citado medio que “en la reserva aparece una dirección, que luego resulta ser otra distinta para despistar”.

TE PUEDE INTERESAR