carnaval 2024

El disfraz viral de Risto Mejide en el Carnaval de Santa Cruz llega al presentador: “Pase de Oro”

Su imitador tinerfeño, Edei Martín, ha asegurado desde la plaza de La Candelaria que "la gente hacía cola para que los valorase"
Disfraz de Risto.

Ayer Diario de Avisos se hacía eco del disfraz de Risto Mejide que sorprendía en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Vestido como el presentador y comentarista televisivo, el tinerfeño Edei Martín atraía el pasado Sábado de Piñata cientos de miradas.

La usuaria de TikTok @ruthramos297 compartió en su perfil el vacilón que se vivió durante la noche al imitar al jurado en su papel en el programa Got Talent. Numerosos carnavaleros y carnavaleras se acercaron hasta él para dar a conocer sus talentos y conseguir el ‘sí’ de Risto.

La imitación del presentador fue tan real que se podía ver a un Mejide serio y crítico con las “actuaciones”, llegando a pulsar el botón rojo y sin conceder ningún Pase de Oro.

@ruthramos297

♬ sonido original – Ruth Ramos

Las reacciones no se hicieron esperar, dado el gran parecido físico con el comentarista, y muchos pedían difundir el vídeo para que llegara al propio Risto. Y así ha sido, pues lo compartido en sus redes sociales con un gran veredicto: “Talento de Pase de Oro en el Carnaval de Santa Cruz”.

Las imágenes del disfraz también han llegado esta tarde hasta el programa que presenta Mejide, Todo Es Mentira, en Cuatro. Edei Martín conectaba en directo desde la plaza de la Candelaria de la capital tinerfeña para contar que la gente empezó a hacer cosas brutales al verlo. “Me intentaba ir, pero no me dejaban. Me pedían que valorase y hasta hacían cola para actuar”.

Según ha contado su imitador, la idea del disfraz surgió durante una comida familiar en la que sus allegados se percataron del gran parecido que guardaba con el presentador al ponerse las gafas de sol.

Un disfraz que, sin duda, ha dejado asombrado al propio Risto, quien se ha interesado por sus ligues, además de ofrecerle presentar el programa mientras él estaba en su casa. “Es lo propio, hay que delegar”, le respondía Edei.

TE PUEDE INTERESAR