El Cabildo detecta fallos en el Auditorio y pide una solución a Calatrava

El peritaje demuestra que existen fallos que afectan al revestimiento y a filtraciones de agua y humedades en algunas zonas del edificio
Auditorio de Tenerife, durante una reciente revisión. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

El Cabildo de Tenerife ha detectado fallos en el revestimiento del Auditorio Adán Martín y ha enviado de manera inmediata una carta al equipo del arquitecto Santiago Calatrava para que proponga una solución lo antes posible.

Así lo ha acordado el consejo de gobierno insular, reunido bajo la presidencia de su titular, Carlos Alonso, según indica el Cabildo de Tenerife en un comunicado.

El peritaje realizado a petición del Cabildo demuestra que existen fallos que afectan al revestimiento y a filtraciones de agua y humedades en algunas zonas del edificio, por lo que inmediatamente se requerirá a los responsables de la construcción del Auditorio que determinen soluciones para subsanar estas patologías, ya que la ley establece un período de 15 años por si aparecen deficiencias en la construcción.

El consejo de gobierno insular adjudicó en abril de 2016 a la empresa Intemac la realización de un informe que evaluara el estado del edificio ya que esta entidad tiene una amplia experiencia en la realización de estudios de este tipo.

Intemac emplea técnicas muy punteras en sus análisis como la termografía infrarroja o el envejecimiento acelerado de los materiales para poder detectar cualquier defecto o patología del edificio

EL ESTUDIO DE CALATRAVA RESPONDE

En el día de hoy se ha recibido una comunicación por parte del Cabildo de Tenerife en la que se informa de algunas deficiencias en el revestimiento del Auditorio. El Estudio de Santiago Calatrava está a la espera de recibir el informe que se menciona para poder estudiarlo ya que es la primera vez que se ha informado de estas anomalías desde su inauguración en 2003. En cualquier caso, el Estudio de Santiago Calatrava se pone a disposición del Cabildo para analizar la situación.

Calatrava: “Tenerife no me merece”

“Con Calatrava llegamos a la incompatibilidad, a la humillación, al insulto personal por su parte, a la pelea a cara de perro a medida que iba aflorando esa gran vanidad suya”. Así resumió Enrique Amigó, entonces técnico responsable de proyectos singulares del Cabildo, los entresijos de la construcción del Auditorio de Tenerife. Un proceso en que abundaron los desencuentros que multiplicaron por cuatro el presupuesto. Puedes leer el reportaje aquí.

TE RECOMENDAMOS