nutrición y cocina

Seis alimentos para subir las defensas rápidamente que son muy baratos

Tus aliados de cara al invierno serán el ejercicio físico regular, la reducción de tus niveles de estrés y una dieta que debe incluir alimentos para subir las defensas rápidamente de forma natural

Tus defensas son las encargadas de luchar contra las sustancias nocivas y perjudiciales que penetran en tu organismo, las que te hacen enfermar y te producen cansancio, infecciones, alteraciones digestivas y de la piel. Para tenerlas bien fuertes debes adquirir unos hábitos de vida saludables entre los que debe estar el consumo de diversos alimentos para subir las defensas, porque la dieta es fundamental en esta lucha.

El tabaco, el alcohol, las grasas trans, las frituras y los alimentos ultraprocesados son todos enemigos potenciales de tu sistema inmunitario. También, los cambios bruscos de temperatura provocan que tus mucosas se sequen y que los virus encuentren menos resistencia para entrar en tu organismo. Tus aliados serán el ejercicio físico regular, la reducción de tus niveles de estrés y una dieta equilibrada, que debe incluir los siguientes alimentos para subir las defensas rápidamente de forma natural.

SEIS ALIMENTOS PARA SUBIR LAS DEFENSAS

1) Jengibre

El jengibre es una raíz que se ha utilizado durante siglos en la cocina asiática y ayurvédica por sus propiedades medicinales. Se le conoce incluso como la ‘medicina universal’ y es una de las mejores especias para eliminar toxinas de tu organismo.

Sus propiedades antiinflamatorias lo hacen idóneo para aliviar los síntomas de los resfriados y las gripes, así como para reducir el dolor en las personas que padecen artritis reumatoide. También, estimula el sistema inmunitario y la producción de enzimas digestivas, que refuerzan tu aparato digestivo.

Puedes añadirlo a tus comidas y salteados y le darás un toque exótico y oriental. También, puedes consumirlo en forma de té con limón.

2) La miel

Es antiséptico y bactericida, y ayuda a aliviar la tos. Es un antibiótico natural rico en calcio, hierro y magnesio, así como en vitamina B6, que produce anticuerpos. No es recomendable darla a los menores de un año debido al riesgo de botulismo.

3) Ajo

Es un alimento antibacteriano, antiviral y fungicida, anticancerígeno y que reduce el colesterol. Si lo consumes fresco te beneficiarás mejor de sus propiedades. Así que nada mejor que un gazpacho o un salmorejo como alimentos para subir las defensas de forma natural.

4) Cebolla

Ayuda a prevenir infecciones, los molestos mocos y es antiinflamatoria. Y sí, tu abuela tenía razón: poner una cebolla cortada por la mitad en un plato dentro de tu habitación a la hora de dormir hará que disminuya la cantidad de moco y puedas respirar mejor. Este milagro casero es gracias al piruvato, un compuesto derivado del azufre responsable de la irritación ocular y el lagrimeo típicos al cortar cebolla. Eso sí, nunca dejes de acudir a tu médico si tienes los síntomas de la gripe o el resfriado para que te trate profesionalmente.

5) Frutos rojos

Son los antioxidantes por excelencia. Se antojan necesarios para regular infecciones, inflamaciones y evitar que se produzcan daños en tus células sanas. También, son ricos en vitamina C, lo que ayuda a prevenir resfriados.

Un batido o smoothie hecho con yogur y frutos rojos es un desayuno perfecto, repleto de antioxidantes que aumentan tus defensas. Es uno de los alimentos para aumentar las defensas más deliciosos.

6) Setas

El uso medicinal de los hongos y las setas se remonta siglos atrás. Entonces, en la medicina oriental las setas eran de los alimentos para aumentar las defensas más utilizados. Refuerzan tu sistema inmune, vascular y nervioso. Gracias a su proteína, fibra, vitaminas B, C y calcio, es un alimento recomendable en tu dieta. Son bajas en calorías -casi no tienen hidratos de carbono ni grasas-, aportan saciedad por su fibra y contienen gran cantidad de agua.

* María Alcázar García es Nutricionista y Coach Nutricional