tenerife

El día que la calle dijo “basta ya”

Se cumplen hoy 20 años de la histórica manifestación contra el tendido eléctrico de Vilaflor que movilizó a más de 100.000 personas en Santa Cruz y que supuso la mayor protesta en defensa del territorio en Tenerife
tendido eléctrico de Vilaflor

Más de 100.000 personas se manifestaron en la capital tinerfeña hace hoy 20 años en una protesta ciudadana histórica contra el proyecto de la compañía Unelco para instalar un tendido de alta tensión a través de cuatro parajes protegidos del municipio de Vilaflor de Chasna.

La convocatoria superó todas las expectativas y marcó un antes y un después en las reivindicaciones en defensa del medioambiente en el Archipiélago. Nunca hubo una respuesta popular de tal magnitud en las Islas contra una medida que afectara al territorio. Solo la movilización en defensa de la Universidad de La Laguna, en 1988, en pleno auge del pleito insular, reunió más participantes.

La manifestación, promovida por el Ayuntamiento de Vilaflor de Chasna, con su alcalde José Luis Fumero (PSOE) y la letrada del Consistorio, María Dolores Palliser, a la cabeza, congregó a colectivos sindicales, ecologistas, vecinales y representantes políticos de las Islas bajo la consigna: “Salvar los montes de Vilaflor, salvar el futuro de nuestro pueblo, no a las torres de alta tensión”.

Las calles de Santa Cruz hirvieron aquel sábado 23 de noviembre de 2002 y escenificaron un profundo malestar que iba más allá de la instalación de un tendido eléctrico entre los pinos de la cumbre chasnera: reflejaba un hartazgo generalizado y suponía una seria advertencia a los representantes políticos, a los que se les exigía que pusieran coto al deterioro del paisaje insular.

tendido eléctrico de Vilaflor

“Esto pone los pelos de punta a cualquier gobierno y le obliga a rectificar”, declaró, en primera línea de la manifestación, el alcalde de Vilaflor Chasna, que auguró “efectos colaterales” sobre los políticos y pidió la retirada del decreto y un servicio “lo más digno posible” a Unelco.

Los abucheos e insultos de un numeroso grupo de manifestantes obligaron a abandonar la marcha contra el tendido a destacados cargos públicos y dirigentes de Coalición Canaria, fuerza política que en aquel momento gobernaba en las principales administraciones públicas, entre ellas el Gobierno de Canarias y el Cabildo. Varios agentes de la Policía Nacional escoltaron a los representantes nacionalistas hasta que dejaron la manifestación.

Dirigentes políticos como Juan Carlos Alemán, secretario general del Partido Socialista en las Islas, calificaron de “castigo a Coalición Canaria” la respuesta popular, “porque no se puede ir con una mano en la pancarta y con otra decir mentiras”. Cristina Tavío, presidenta insular del Partido Popular, subrayó la actitud “cívica, solidaria y unánime” de los asistentes, aunque lamentó los incidentes con los cargos públicos de CC.

Tras la multitudinaria marcha ciudadana, el presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, anunció ese mismo día el inicio de los procesos administrativos, políticos y jurídicos necesarios para suspender los dos decretos aprobados por el Ejecutivo sobre el trazado de la línea de alta tensión en Vilaflor.

tendido eléctrico de Vilaflor

“No se puede ignorar que la manifestación ha sido la expresión de un estado de opinión del que el presidente ha tomado buena nota”, subrayó Rodríguez, que se mostró decidido a apoyar “cuantos encuentros sean necesarios” entre el Ayuntamiento, Cabildo, Gobierno y Unelco para buscar una alternativa al trazado.

TE PUEDE INTERESAR