Reparar las deficiencias en el Auditorio cuesta 3 millones de euros

El Cabildo llevará a Santiago Calatrava a los tribunales si no asume la reforma del edificio, y el arquitecto se brinda a “analizar la situación”
Auditorio de Tenerife, durante una reciente revisión. / ANDRÉS GUTIÉRREZ

El desprendimiento de parte del trencadís -mosaicos- de la fachada del Auditorio de Tenerife Adán Martín puso en alerta al Cabildo, hace ya más de un año, sobre el estado de este edificio que, además, presentaba otros defectos, como la aparición de humedades. Los malos augurios se han confirmado ahora con el análisis externo realizado recientemente al inmueble por Intemac, empresa especializada que emplea técnicas muy punteras, como la termografía infrarroja o el envejecimiento acelerado de los materiales para poder detectar cualquier defecto o patología del edificio. En concreto, y según ha podido saber DIARIO DE AVISOS, se calcula que las deficiencias detectadas en el Auditorio tinerfeño requieren de una inversión que roza los tres millones de euros, entre los materiales, los trabajos y los informes y estudios previos.

Esta situación ha obligado al Cabildo tinerfeño a dirigir una carta -previa aprobación por el Consejo de Gobierno insular- al diseñador y director de la obra, el arquitecto valenciano Santiago Calatrava, para que asuma las responsabilidades, junto al resto de su equipo.

Las fuentes consultadas por este medio insisten en que el emblemático edificio, cuya construcción a cuenta del Cabildo de Tenerife alcanzó un coste final de 72,3 millones de euros -aunque el presupuesto inicial era de solo 24 millones-, aún tiene dos años de garantía, por lo que se entiende que la dirección facultativa -que ejerció el propio Calatrava- debe hacerse responsable de las anomalías. Además, la idea del Cabildo es, incluso, acudir a los tribunales para exigir responsabilidades tanto al arquitecto como a la empresa constructora en el caso de que se desentiendan de su obligación.

Santiago Calatrava. / DA
Santiago Calatrava. / DA

Según baraja el Gobierno insular, estos defectos detectados en el Auditorio pueden deberse a una responsabilidad de la empresa por mala ejecución, a una negligencia de la dirección de la obra o porque los materiales eran inadecuados para las condiciones de este inmueble, entre ellas, la cercanía al mar.

El peritaje realizado señala que existen fallos que afectan al revestimiento y a filtraciones de agua y humedades en algunas zonas del edificio, por lo que se requerirá a los responsables de la construcción que asuman la reparación necesaria, ya que la ley establece un período de 15 años por si aparecen deficiencias en la construcción.

En la misiva remitida por el Cabildo al equipo de Santiago Calatrava se le exige que proponga una solución técnica lo antes posible para arreglar el problema.

El arquitecto valenciano ya fue condenado por el Tribunal Supremo a abonar casi tres millones de euros por los fallos en la construcción del Palacio de Congresos de Oviedo, y en 2013 recibió una denuncia de la Generalitat Valenciana tras el desprendimiento de mosaicos de parte de la cubierta del Palau de les Arts, algo muy similar a lo que ha ocurrido con el Auditorio Adán Martín.

El arquitecto contesta

Fuentes del estudio del arquitecto Santiago Calatrava confirmaron ayer a DIARIO DE AVISOS que ya han recibido “una comunicación por parte del Cabildo de Tenerife en la que se informa de algunas deficiencias en el revestimiento del Auditorio”.

“El Estudio de Santiago Calatrava -explicaron en una nota- está a la espera de recibir el informe que se menciona para poder estudiarlo, ya que es la primera vez que se ha informado de estas anomalías desde su inauguración, en el año 2003. En cualquier caso, el Estudio de Santiago Calatrava se pone a disposición del Cabildo de Tenerife para analizar la situación”.

Santiago Calatrava: “Tenerife no me merece”

Desperfectos aparte, el arquitecto valenciano no dejó buen recuerdo en la Isla. Enrique Amigó, entonces técnico de proyectos singulares del Cabildo, recordó que “con Calatrava llegamos a la incompatibilidad, a la humillación, al insulto personal por su parte, a la pelea a cara de perro a medida que iba aflorando esa gran vanidad suya”. Amigó desveló que Calatrava llegó a afirmar: “Tú me estás hablando desde tu isla, que está en el culo de Europa, y yo te hablo desde Zúrich, que está en su corazón. Tu isla no me merece”.

TE RECOMENDAMOS