la palma

Hawái pide dos meses más de ‘tregua’ al TMT

El periodo pactado con los opositores al proyecto en la isla del Pacífico termina, oficialmente, la semana que viene, ya que el grupo promotor aún no ha respondido a la solicitud de prórroga
Los detractores al TMT en Hawái mantenían bloqueados los accesos al monte “sagrado”. Pu’uhonua Pu’uhuluhulu

El alcalde del condado de Hawái, Harry Kim, ha solicitado al grupo promotor del Telescopio de Treinta Metros (TMT por sus siglas en inglés) que extienda dos meses más la ‘tregua’ que habían pactado con representantes de la comunidad nativa de la isla del Pacífico, y que concluye la semana próxima. En virtud del acuerdo alcanzado, el consorcio internacional se comprometía, durante dicho periodo, a no proseguir en su intento de construir la infraestructura en el monte de Mauna Kea, territorio que los colectivos Kia’i consideran “sagrado”, y estos grupos, a su vez, desbloqueaban los accesos por carretera a la montaña.

En una reunión del comité de directores del TMT que tuvo lugar la semana pasada, se valoró la propuesta de Kim, aunque, vistas las posibilidades reales de instalar el instrumento óptico en La Palma -opción B hasta la fecha-, donde no existe una oposición significativa a su emplazamiento y se cuenta con licencia administrativa concedida por el Ayuntamiento de Puntagorda, los miembros del órgano de decisión han decidido no dar respuesta aún a la petición. Igualmente, el político hawaiano, en declaraciones a medios locales, se ha mostrado esperanzado de que recibirá una comunicación oficial positiva a su petición entre hoy y mañana.

Por su parte, Noe Noe Wong-Wilson, una de las kupuna o ancianas más respetadas de entre los detractores al proyecto en Hawái, opina que “sería beneficioso para todos que se extendiese” el impás, teniendo en cuenta que así las autoridades no ejercerán presión sobre los manifestantes. ”Podremos seguir en la montaña y ellos [los promotores] tendrán tiempo de pensar en lo que están haciendo”, señala.

Lo cierto es que el reloj sigue caminando, y el 29 de febrero, fecha límite de paz en la base de Mauna Kea, se aproxima. Según el Cabildo palmero, así como el Gobierno regional, la decisión de que se traslade el proyecto a la Isla Bonita es “inminente”, aunque la pelota está en el tejado del consorcio internacional, que tal como ha ido publicando DIARIO DE AVISOS, se encuentra más dividido que nunca, con declaraciones públicas a favor del plan alternativo de dos de los cinco países asociados: India (rotundamente) y Japón (con condiciones).

De hecho, el embajador nipón en España, Kenji Hiramatsu, visitó el jueves pasado La Palma y pudo conocer de primera mano, gracias a personal del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), la calidad de la cúpula celeste del Roque de los Muchachos. Un acercamiento al que por el momento sigue siendo Plan B a Hawái, aunque, como dice el alcalde del condado: “No hay respuesta en este momento para lo que sucederá después del día 29”.

TE RECOMENDAMOS