La condición política de canario

Si Cortázar levantara la cabeza, vería con sorna que en Tenerife representamos a diario, en las autopistas del norte y del sur, su famoso cuento sobre un atasco en París

El país de la encuesta

Si la encuesta de Metroscopia para el diario El País, que equivale a darle la vuelta al calcetín de los comicios en España en vigor desde 1982

La unicidad nacionalista

Si hay un año políticamente estresante -en que el estrés, siendo consustancial a la política, se recrudece- ese es, sin duda, este, el año de las vísperas tectónicas de unas elecciones lo más parecido a una erupción precedida de un enjambre de seísmos

Cincuenta años de agitación

“Estoy muy feliz esta noche”, dijo Martin Luther King horas antes de ser asesinado. El mayo francés, la primavera de praga... era la ira del mundo

Toda la humildad junta de Rommel era su éxito

Los apellidos de Rommel se prestaban al timo que ideó el seleccionador panameño para enrolarlo en la expedición de su país que viajó a Tenerife en el 86 a jugar el Mundialito de la Emigración

La sentencia tras los crímenes fugaces

Basta una somera mirada sobre una serie de hechos recientes de enorme impacto social para darnos cuenta de que todo pasa muy deprisa y, salvo contadas excepciones, apenas deja huella en la memoria colectiva

La guerra del petróleo en Canarias

La llamada guerra del petróleo, que no fue tal, enfrentó a dos bandos, que no tenían en realidad tamaña consideración, y tuvo víctimas y victimarios, eso sí, como en toda contienda

Cuba, sin Castro, y que sea lo que Díaz quiera

Es un poco seriotón, dicen en La Habana del nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, el primer civil en tomar las riendas del país y el primero que no lleva el apellido Castro en casi seis décadas