La revisión de la sedición

Cada día tiene su afán, y hoy toca retornar al comentario político. La lectura de la prensa me hace sucumbir a la tentación. El titular de una entrevista al ministro

Más propaganda

Las técnicas del marketing y la propaganda avanzan los acontecimientos de una manera arriesgada. Cuando se hace el lanzamiento de un producto que todavía no existe, se corre el peligro

Más propaganda

Las técnicas del marketing y la propaganda avanzan los acontecimientos de una manera arriesgada. Cuando se hace el lanzamiento de un producto que todavía no existe, se corre el peligro

Presupuestos de país

En el inicio del debate presupuestario se presenta de nuevo el concepto de la incompatibilidad y el de la autoexclusión. Yo creo que vienen a significar la misma cosa. El

El barón demediano

La sociedad norteamericana está dividida, España está dividida, el mundo está dividido, y hasta yo mismo me siento un poco desengonzado. No sé si es falta de engrudo o escasa

Gobernar la incertidumbre

Acabo de escuchar una conferencia de Felipe González, desde Guadalupe, que habla de la incertidumbre y de las políticas de regate corto, yo diría que cortísimo, que se aplican ahora

Viaje al centro de la Tierra

Francesc de Carreras escribe que es necesario converger al centro para salir de la crisis. Ya se ha dado un paso, ahora falta dar el otro. La pregunta es inmediata:

¡Vamos Rafa!

Grandísimo partido de Nadal. Un Roland Garros con mascarillas se ha rendido a sus pies, pero el triunfo se ha trasladado a cientos de millones de espectadores que lo vieron

Expertos

La recurrencia al arbitraje de los expertos es algo muy frecuente en la solución de problemas complicados donde confluyen intereses de diversa índole. Por ejemplo, en el caso de atacar

Un techo de uralita

El Gobierno aprueba un plan de recuperación y modernización económica para los próximos seis años. Esto significa su voluntad de durar ese tiempo. No tiene nada de extraño porque en

El pobrecito Frankenstein

Arrimadas escribe sobre salvar a Frankenstein o a España. No está mal la disyuntiva, lo que ocurre es que, por el momento, Frankenstein es factible aritméticamente, y de España existen

Expertos en terracota

Al final todo se arregla con una comisión de expertos. Estos son los que tienen autoridad, en el último minuto, para alterar lo planteado anteriormente