la palma

EE.UU. ‘salva’ al TMT y contempla a La Palma como posible sede

La nación norteamericana entrará en el consorcio como socio mayoritario, con una inversión de 800 millones de dólares
Recreación del Telescopio de Treinta Metros | M3 ENGINEERING

La Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos (NSF, por sus siglas en inglés) presentó ayer la Decadal Survey, informe que establece las prioridades de inversión en materia científica del Gobierno federal para los próximos 10 años. Y en el mismo, el Telescopio de Treinta Metros (TMT), junto al Telescopio Gigante de Magallanes (GMT) -en el pack denominado US-ELT-, posee “máxima prioridad”. De hecho, se habla de que el país norteamericano entrará en el consorcio internacional que promueve la infraestructura con un capital de 800 millones de dólares, pudiendo ostentar de esa manera la figura de socio mayoritario. Es decir, que desempeñará un papel clave para determinar la ubicación final del aparato, que se debate entre Hawái y La Palma.

En este sentido, cabe destacar que el documento pone al mismo nivel a la isla del Pacífico respecto a la canaria, sin ahondar, eso sí, en las posibilidades de un enclave u otro para albergar el telescopio; consideraciones que, se prevé, podrán darse a conocer a lo largo del año que viene. Hasta la fecha, y pese a las dificultades experimentadas con los miembros de la comunidad nativa, detractores de que el TMT se instale en el monte de Mauna Kea al considerarlo “sagrado”, Hawái se había mantenido como “lugar preferido” de los promotores.

Toda vez que se han producido retrasos por las concentraciones, sentadas y demás acciones reivindicativas de los Kia’i, sumadas a la pandemia de la COVID-19, India y Canadá, dos de los cuatro países asociados, llegaron a manifestarse a favor de que se optara por el plan B: una parcela del Roque de los Muchachos perteneciente al municipio palmero de Puntagorda. Y es que la dilatación de los plazos ponía en riesgo la integridad del proyecto, en la medida en que otras iniciativas podían tomar la delantera, aparte de que había que hacer frente a los sobrecostes. He ahí el motivo por el que la aportación de EE.UU., en caso de darse en los términos expresados en el informe, garantiza su viabilidad económica.

En La Palma, el consorcio contaba con licencia de construcción expedida por el Ayuntamiento de Puntagorda. Sin embargo, una demanda del colectivo ecologista Ben Magec ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Santa Cruz de Tenerife tumbó la cesión de monte público, tal y como adelantó en exclusiva DIARIO DE AVISOS el pasado mes de agosto, por asuntos de carácter administrativo, no ambiental. Se trata de un fallo recurrido tanto por los promotores como por el Cabildo y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). La última palabra la tendrá el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma, de cuyo dictamen dependerá, en buena medida, que continúen vivas las posibilidades de la Isla de acoger el TMT, que es visto con buenos ojos por un 94% de los habitantes del Archipiélago, según la última encuesta encargada por el consorcio.

EL IAC YA SE HA OFRECIDO PARA PROMOCIONAR LA OPCIÓN PALMERA

El director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Rafael Rebolo, confirmó ayer al DIARIO que el organismo del que es responsable ya se ha puesto a disposición para, durante los próximos meses, colaborar con el consorcio del TMT en la superación de los “estrictos exámenes” que restan, hasta finales de 2022, para apuntalar la inversión estadounidense.

“Me he ofrecido a la dirección del TMT para que sepa que la colaboración por nuestra parte es absoluta”, señaló, al tiempo que dijo sentirse “reconfortado” porque se viene a avalar “lo que hemos venido afirmando: las condiciones de La Palma son favorables para el telescopio”.

Con lo sucedido este jueves, aseguró estar “contento”, dado que “el proyecto del TMT muy probablemente salga adelante junto al GMT”. Pero, aun con optimismo, advirtió de que “todavía tiene que pasar unos exámenes bastante estrictos que hará la NFS, aunque confío en que los superará”. “Este informe que se hace cada década es de máxima importancia. Estas recomendaciones, históricamente, han sido seguidas de cerca por el Gobierno federal de Estados Unidos”, indicó, de ahí que expresara su confianza en que se cumplan las previsiones.

US-ELT

El Telescopio de Treinta Metros y el Telescopio Gigante de Magallanes forman parte del paquete denominado US-ELT, que aspiraba a contar con inversión de Estados Unidos en el marco de la Decadal Survey. El objetivo de la alianza entre estos dos instrumentos es poder observar el cosmos desde una perspectiva más amplia y durante todo el día, al localizarse uno, el GMT, en el hemisferio sur (Las Campanas, Chile), y el otro, el TMT, en el hemisferio norte (Hawái o La Palma). El hecho de que los evaluadores finalmente hayan optado por esta iniciativa fue objeto de agradecimiento ayer por parte del presidente del TMT, Henry Yang: “Estamos agradecidos por el apoyo de la comunidad científica a nuestro proyecto”, dijo, y anunció que mirarán el informe en detalle.

TE RECOMENDAMOS