Dios y la Virgen

Ahí les va una del Puerto. Antañazo, el Gran Poder de Dios era la imagen que más veneraban los portuenses. Es un Cristo sin cruz ni latigazos, de cara apagada

Olé tus cojones

No conocí al torero Jaime Ostos en la noche de los tiempos, cuando llevaba a sus novias a la boite del hotel Luz Sevilla, en La Campana, que tenía cinco

El huevo del señor marqués

Siendo yo un joven reportero de La Tarde, bendito vespertino, el director me mandó al Club Náutico a cubrir una de las hazañas deportivas del marqués de Villaverde. El yernísimo

El pesado

El tipo pesado es terrible. Recuerdo que en cierta ocasión me bañaba yo en una piscina de un lujoso hotel del Sur de Tenerife cuando se me acercó uno. El

Bee Gees

Tengo dos frustraciones musicales. Una, no haber aprendido a tocar el piano, aunque fuera de manera autodidacta (sin solfeo, ni academia); dos, no haber escuchado en directo a los Bee Gees

Entre putas, contrabandistas y traficantes

Hay un punto en Argentina, junto a las cataratas de Iguazú, en el que coinciden tres fronteras: las de Argentina, Brasil y Paraguay. Yo era entonces un joven osado cuando,

La España de ‘Sálvame’

Un día, España fue la de Rinconete y Cortadillo, pero ahora es la de Sálvame, el camión de la basura de Tele 5, en donde hasta las enfermedades de sus

Sueños inquietantes

El otro día -porque ahora duermo de día, desde que se me cambió mi propia hora-, tuve un sueño inquietante sobre Nueva York; pero cuando desperté sólo recordaba turbiamente la

Más magos que nunca

Han proliferado en los últimos años los llamados bailes de magos. Me parece bien, pero me parecería mejor que se cuidara más el vestuario, sobre todo el calzado. No se