El supuesto del presupuesto

El supuesto del presupuesto -autonómico, en este caso- describe un escenario que los últimos acontecimientos han arrojado a la nada del pasado reciente. La realidad que pretenden gestionar las cuentas

Mesas

Hay gente antipática, atravesada, inaguantable a ratos, insufrible, bastante borde, seca, fría como el hielo, peleada con la empatía, desabrida...

Cuando nadie me ve

El partido se juega cuando nadie te ve, donde nadie nos ve. Ahí nos la jugamos, donde nadie te ve, cuando nadie nos ve, en los domicilios -propios o ajenos-

Bulos

De la misma forma que dos no discuten si uno no quiere -hacen falta dos para que la bronca coja cuerpo-, el bulo solo alcanza la mayoría de edad si

Reencuentro

Meses sin saber de ti, qué tal van las cosas -me escribió el virus, con ese sarcasmo tan suyo, tan sobrado-. Espero que quieras saber de mí solo por cortesía,

Plan B

En Murcia, Logroño o Vigo, y en Tenerife, la gente llena estas semanas los centros comerciales. En Barcelona, Sevilla, Madrid o Bilbao, y en Tenerife, las calles peatonales están especialmente

Cierre de filas

Adriana Royo, escritora y terapeuta, se pregunta en Ética del despiadado hasta dónde somos capaces de llegar para no perder el amor del otro. Ángel Víctor Torres también se lo

Mert Adrián

Cuentan quienes sí saben de estas cosas que el perfilado del algoritmo puede discriminar alimentando o negándote existencia, mostrándote información u obviándote, captándote o encerrándote en una habitación oscura si

Allegados

Conocemos a un montón de gente con la que, sin tener una relación familiar clásica, mantenemos algún tipo de vinculación sentimental -entre otras cosas porque los sentimientos dibujan un abanico tan amplio como las vinculaciones que siembran-

El pianista

El pianista nació en St. John’s Wood, al norte de Londres, y abrió los ojos a los días de una familia judía bien posicionada que una mañana envenenada lo matriculó

Arucas

Contrariamente a lo que se piensa, referirse a determinadas personas atribuyéndoles nombres de ciudades no fue una idea que estrenara el guionista de La casa de papel. Saben lo politólogos

Regalos

Que no digo yo que esté mal regalarnos calcetines que nadie ve, calzoncillos con un diseño que los pantalones esconden, chaquetas para un par de tardes por debajo de los