Juan Hernández Bravo de Laguna

Diferencias

La diferencia está en que los belgas, y antes los franceses, no han salido a la calle preguntando quién ha sido, ni han asaltado las sedes de sus partidos gobernantes, ni han agredido físicamente a los dirigentes y militantes de esos partidos