la palma

EE.UU. reconoce que La Palma está en sus planes para el TMT

Un representante de la NFS, órgano que estudia la entrada del Gobierno federal norteamericano en el consorcio como socio mayoritario, contempla cuatro opciones para el telescopio, incluida su instalación en la Isla Bonita
EE.UU. reconoce que La Palma está en sus planes para el TMT
Maqueta del Telescopio de Treinta Metros (TMT) en una parcela del Roque de los Muchachos, en el municipio palmero de Puntagorda | G3 ENGINEERING

El primer encuentro de los cuatro que tiene previsto celebrar este mes la Fundación Nacional de Ciencias (NSF) de Estados Unidos en Hawái para estudiar las posibilidades de instalar el Telescopio de Treinta Metros (TMT), que aspira a ser el instrumento óptico más potente y avanzado del planeta, en el monte de Mauna Kea -considerado “sagrado” por los nativos- se saldó con críticas hacia la infraestructura. Una postura de la población local que, a priori, podría beneficiar a La Palma, lugar alternativo para su construcción, puesto que uno de los representantes del organismo científico norteamericano, Dave Boboltz, aseguró que contemplan cuatro escenarios, entre los que se halla enclavarlo en la Isla Bonita.

Cabe recordar que, tras los problemas que el TMT había experimentado en materia de financiación, sobre todo por los retrasos de las obras en la isla del Pacífico y la irrupción de la pandemia de la COVID-19, el Gobierno federal estadounidense declaró su intención de invertir 800 millones de dólares en el aparato. Una cantidad que le otorgaría el estatus de socio mayoritario en el consorcio internacional que promueve el gigante astronómico (al que ya pertenecen China, Japón, India y Canadá), y, por tanto, la capacidad de decidir si continuar con los planes de su emplazamiento en Hawái o, por el contrario, teniendo en cuenta a los detractores (un 25% de los residentes en el Estado, según Civil Beat), optar por Canarias.

Como publicó DIARIO DE AVISOS en noviembre del año pasado, EE.UU. recogió en la Decadal Survey, documento que marca las líneas estratégicas de inversión en ciencia del país para los próximos 10 años, las facultades naturales de La Palma para albergar el TMT, estando en este campo a la misma altura que su competidor. Una descripción del cielo palmero que hizo sentir “reconfortado” al director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Rafael Rebolo, quien declaró al Decano que así se avalaba la tesis defendida por el organismo del que es responsable, y es que “las condiciones” de la Isla Bonita “son favorables para el telescopio”.

No es menos reseñable que TMT ha contado con licencia de construcción en una parcela del Roque de los Muchachos correspondiente al municipio de Puntagorda, si bien la denuncia de un colectivo ecologista provocó que se anulara la cesión de monte público al consorcio; dictamen del un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Santa Cruz de Tenerife que, no obstante, está recurrido tanto por el grupo promotor como por el IAC y el Cabildo ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, cuyo pronunciamiento se espera en próximas fechas.

CUATRO OPCIONES

La reunión celebrada el martes en el Grand Naniloa Hotel, como informa West Hawaii Today, se prolongó dos horas más de lo previsto (hasta cuatro en total) debido al acalorado debate que se originó. De hecho, Mililani Trask, representante del Movimiento Hawaiano de Soberanía, llegó a amenazar con llegar hasta las últimas consecuencias con tal de que no se emplace el aparato en el monte de Mauna Kea. Por su parte, el director de Programas Astronómicos de la NSF, Dave Boboltz, quiso quitar hierro al asunto afirmando que los encuentros son únicamente para tomar el pulso a la población y tomar una decisión de entre los cuatro escenarios que contemplan: Hawái, La Palma, una compensación a los nativos, o abandonar el proyecto.

LA NSF BUSCA DAR EJEMPLO DE QUE SE PUEDE CONCILIAR CIENCIA Y CULTURA

La Sociedad Astronómica Estadounidense (AAS) organizaba, en enero de 2020, un evento en el Centro de Convenciones de Hawái con motivo de su 235 aniversario. En él, se abordaban los retos a los que tendrá que hacer frente la ciencia en los próximos años, y en especial, los conflictos existentes para conciliar el desarrollo de grandes infraestructuras con las creencias de las comunidades nativas, como ocurre con el TMT y la oposición local a que se “profane” el monte donde se ha pretendido ubicar.

Es por ello que la Fundación Nacional de Ciencias (NSF) del país norteamericano se ha trazado como objetivo, en primera instancia, evaluar las posibilidades de que la isla del Pacífico sea un ejemplo de cómo ciencia y cultura pueden convivir, si bien las encuestas publicadas por medios como Civil Beat y las manifestaciones de los colectivos detractores de la infraestructuras plantean un escenario difícil.

TE RECOMENDAMOS